miércoles, 25 de julio de 2007

Primera vez

que la depresion empieza a preocuparme, que amenaza con quedarse ahi, instalada; terror a la llegada del clonazepan y terror a necesitarlo; esa absurda fatiga de vivir a veces.

3 comentarios:

Danixa dijo...

Bueno, bueno, bueno: ponete media pila ya mismo o voy a ajusticiarte.

Nachungui dijo...

hola Rusa, andamo patrá? mi experiencia medicamentosa hoy no ta buena, pero en un momento me ayudó. Un profesional no creo que te de Clonazepam, tá medio viejito el hombre...
Hoy escribí de mi nueva y casi olvidada pero no por eso menos insistente DEPRE
besos

Dina dijo...

Mi experiencia es que la depresion me agarra, me toma, me inunda, cada vez que SÉ que tengo que hacer algún cambio importante en mi vida, y me hago bien la boluda, miro para el costado y espero tontamente que las cosas se "arreglen solas", cosa que obviamente nunca sucede, hasta que toco fondo con la angustia y decido hacer LO QUE SEA PRECISO, antes de morir aplastada por el bajón...
En ese instante, cuando opto por la acción, sea cual fuere, que me lleve fuera de la inacción y la queja (valga la redundancia), se produce el ansiado milagro y aparece eso que parecia perdido en algun lejano recuerdo: LA FÉ
Desde este lugar, nada es imposible.
Salvo que me deje estar nuevamente y, una vez más, vuelva a necesitar hacer el mismo y archi-conocido recorrido hacia la superficie.
Arrrrriiiiibbbbaaaaaaa!!!!!!!!