lunes, 11 de junio de 2007

Ninguna mujer nace para Puta

De María Galindo y Sonia Sánchez


CÓMO COMPRARLO EN FORMA DIRECTA

Envíenos un e-mail a editora@lavaca.orgEsta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesitas tener Javascript activado para poder verla con su nombre y dirección y le responderemos sobre cómo comprar "Ninguna mujer nace para puta" sin intermediarios. Le enviaremos los ejemplares que solicite por correo a donde usted indique: Capital, Interior y Exterior. Le aconsejamos revisar las diferentes modalidades que se detallan a continuación.


href="http://1.bp.blogspot.com/_r3x3TrPIJsI/Rm24yB8xhcI/AAAAAAAAADE/kMutgzFyXfk/s1600-h/285.jpg">

La presentación en el Bauen

Cuando uno se sube a una montaña rusa va con los puños cerrados por la adrenalina, tenso y nervioso porque el cuerpo se sacude. La presentación de “Ninguna Mujer Nace para Puta” organizada por AMMAR Capital de Argentina y Mujeres Creando de Bolivia, en el salón Cascada del recuperado Hotel Bauen, fue como la montaña rusa. Pero del cerebro.

Alrededor de las 19 del miércoles 26 de abril la organización enfrentó un nuevo desafío ¿Cómo hacer para que entren más de 100 personas en un auditorio para 50? Finalmente las 100 personas se transforman en 500 y el encuentro se mudó de salón. AMMAR es una sigla que originalmente se refería a las “mujeres meretrices”, pero hoy se transformó en un nombre en sí mismo: AMMAR es ahora la Asociación de Mujeres Argentinas por los Derechos Humanos) se pusieron de pie frente al auditorio repleto y extendieron una bandera: “Estoy aquí y digo basta”. Luego, con el dolor hecho voz, de a una, comenzaron a leer los textos preparados para esta presentación:

 “Soy una mujer no una cosa. Me expropian mi cuerpo los proxenetas, los clientes, los policías, los políticos, los sindicalistas. Y hoy estoy aquí para decir basta”
 “Soy una mujer organizada. No me refiero a cómo me organizo para planchar, cocinar. Me organizo para ser una mujer autónoma y libre. Me organizo porque estoy harta de las injusticias. No estoy sola contra el mundo y estoy aquí para decir basta”.
 “Al Estado le pregunto: por qué no tengo trabajo. Por qué no tengo educación, por qué no soy dueña de decidir sobre mi vida y mi cuerpo. Estoy aquí para decir basta”.
 “El Estado nos quiere conformar con una caja de alimentos. El Estado quiere crear dependencia en nosotros a través de programas vacíos que son una manera humillante para taparnos la boca. Estoy aquí para decir basta”.
 “A la sociedad le digo, señor, señora, no crea que me gusta estar parada en la puerta de su casa, por eso hoy día le aclaro una cosa, no sea hipócrita. Mis clientes son sus maridos, hermanos, primos, hijos. Señor, señora no necesito su condena. Se la devuelvo. Y estoy aquí para decir basta”.
 “La prostitución es un tema de todos. La prostitución no es un tema de las putas sino de todos, luchá conmigo, gritá conmigo. Estoy aquí para decir basta”.

No hay comentarios: