lunes, 26 de mayo de 2008

Decires

Dijo que el problema de él es mas grave que el mio, dijo , -entre las muchas cosas que dice- que todo va de mal en peor, y que no puede ser posible que esto sea de esta manera, dice, -digo- y edifica su castillo con bloques de decires.
De esta forma logra levantar paredes entre lo que deberia, tal vez, escuchar. De tal forma que, habiendo cumplido con la visita de rigor, se retira.
Él, y su estela de palabras por detras.
Yo quedo en la rutina clásica de haber escuchado este rumor de viento, me sacudo el frio de los brazos un instante, como para no detenerme en eso, porque no hay manera de conseguir que el viento escuche.Y continuo con mi vida, en el rancho, con la tele y los gatos.

2 comentarios:

Dina dijo...

Me maravilla la forma tan poetica de relatar un suceso que, de haber sido yo en tu lugar, hubiese terminado en un de-sas-tre...!!
siguen subiendo las aguas?
amiga, ya es hora de tomar decisiones sanadoras.

katza dijo...

juas.Ese es mi estilo, parece.
Lo que pasa es que cuando pateo el tablero, no hay sobrevivientes,ni siquiera yo.