viernes, 23 de mayo de 2008

Desearia sinceramente

No hacr tantas cosas para tapar tantas montañas de preguntas sin respuesta.
Dejar de experimentar ese terror sordido, exacto, demoledor, que no deja de asolarme cada noche, a morir.Y al no ser.

3 comentarios:

Dina dijo...

Yo empecé a aceptar que hay muuuchas preguntas que no tienen respuesta, eso me trajo mucho alivio en el alma, solo agradezco cada día estar viva hoy, ya que es un regalo de El, y si hago lo mejor que puedo a diario, estoy lista para irme cuando El lo disponga... Te comparto esto no con la soberbia del que lo sabe todo, sino justamente al contrario, apenas pude ir aprendiendo algunas cosas para sentir alivio en el corazón cada día de mi vida, solo x hoy...
te quiero mucho!!
besosssssss

katza dijo...

Lo que pasa es que estoy fobica otra vez, y hay ciertasx cosas, querida que vos sabes, que estan haciendo agua sin remedio.
Y el despues de eso es algo que me aterra considerar.
Ya no tengo la garra de los treinta y cinco, y de tener que empezar de nuevo, cuento con cero reservas, cero ganas, cero espectativas.
Dirirase que eso es lo que mantiene este status quo, ademas de un profundo escepticismo, casi nihilista, y no es producto del estado emocional; hoy, ya casi es una conviccion.
Cuando todo eso implosiona, lo normal es el desarrollo de una fobia , que vendria a ser la resaca de la angustia.
Coronando el texto, te cuento que comi una empanada con mucho comino y que una parte de èsta se derramo en mi abrigo, y el maldito olor a empanada me ha perseguido todo el dia.
POr lo demas, te quiero mucho, lo sabes, amiga.

Dina dijo...

Ay amiga! cuando las cosas hacen agua sin remedio es al pedo tratar de sacarla con un baldecito...., quizas lo mejor sería aprender a nadar, no?
si yo aprendí... cualquiera aprende!
y en cuanto a la empanada... bien podés aplicar el dicho: "me importa un comino"... jajaja (chisteeeeee)
besotessssssss!!!!